AGENDA UNA CITA PARA VIVIR UNA EXPERIENCIA ÚNICA

3 signos para saber si tu pelo está dañado

Si andas buscando darle más volumen a tu pelo, y sientes que el corte que llevas ahora es momento de cambiarlo, aquí te dejamos unas ideas, para que tengas una melena de impacto.

PERDIDA O ADELGAZAMIENTO

El pelo se cae naturalmente, cada día se pierde un poco, cuando nos cepillamos o nos lavamos el pelo, no obstante hay veces que esta caída puede ser alarmante.
Cuando notes las hebras de tu pelo más delgadas o que la cantidad que estás perdiendo es abundante, es momento de entrar en acción.

La solución es mantener el cuero cabelludo limpio y un tratamiento profesional una vez al mes para ayudar a fortalecer el pelo.

Evita que los poros de tu cuero cabelludo se obstruyan demasiado, te recomendamos hacer uso de un buen shampoo y acondicionador.

PELO QUEBRADIZO

El pelo se cae naturalmente, cada día se pierde un poco, cuando nos cepillamos o nos lavamos el pelo, no obstante hay veces que esta caída puede ser alarmante.
Cuando notes las hebras de tu pelo más delgadas o que la cantidad que estás perdiendo es abundante, es momento de entrar en acción.

La solución es mantener el cuero cabelludo limpio y un tratamiento profesional una vez al mes para ayudar a fortalecer el pelo.

Evita que los poros de tu cuero cabelludo se obstruyan demasiado, te recomendamos hacer uso de un buen shampoo y acondicionador.

MUCHOS ENREDOS

Aunque no lo creas, sí, los pelos que se enredan excesivamente es porque suelen estar dañados y sin hidratación. ¿Cómo lo puedes detectar? Pues la capa externa del tallo del pelo normalmente se levanta en vez de estar lisa y plana, lo cual crea nudos con las otra hebras de tu melena.

Para solucionar este problema, lo más conveniente es cambiar la fundas de tus almohadas por unas de seda, al igual que tus toallas, las mejores son las de microfibras, así evitarás los roces con telas abrasivas.

¡Importante! El pelo es más sensible cuando lo peinamos húmedo, así que lo mejor que puedes hacer es cepillarlo y desenredarlo antes de lavarlo. Adicional a eso, puedes agregar algún tratamiento humectante que no requiera enjuague para darle brillo y control.

Recuerda siempre acudir al Experto, para un diagnóstico claro y que personalice el cuidado de tu pelo para que tu melena siempre luzca saludable.